El gran desafío es entender a la Argentina con una lógica integrada

En la ciudad de Salta se desarrolló la 7ª Jornada Empresarial con la presencia de referentes del sector de la provincia y el país, en cuyo marco debatieron el “Escenario 2017, segundo semestre, política, economía y reforma tributaria”.
 
Participé en la apertura del encuentro organizado por la Cámara de Comercio e Industria de Salta, junto a la Cámara Argentina de Comercio y Servicios. Esta jornada es una oportunidad para pensar y reflexionar de dónde venimos, pero fundamentalmente a dónde vamos juntos.
 
Puse en valor el rol de los empresarios salteños en la economía local e indiqué que la acción del Gobierno es acompañar la iniciativa de los ciudadanos y generar condiciones. Argentina tiene que empezar a pensar más en procesos, porque la verdadera institucionalidad del país pasa por construir reglas de juego que puedan superar los esquemas temporales de quienes tenemos responsabilidades.
 
Insté a un debate nacional sobre reforma tributaria, es uno de los temas en el que estamos conversando, en cómo salimos de la discusión estadocéntrica, donde todo se discute desde el Estado, para hacer el ensayo intelectual de construir desde la sociedad. Se debe impulsar cambios en el régimen impositivo para que sea más equitativo y deje de ser asfixiante en algunos sectores.
 
Como Gobernador voy a defender los recursos que son de los salteños, pero lo sustantivo es cómo generamos competitividad en cada uno de nuestros sectores, principalmente en el norte de Argentina. Salta tiene un potencial formidable porque frente al crecimiento que puede experimentar el país, el nuestro puede ser el doble.
 
Puse como ejemplo de un trabajo articulado y con políticas a largo plazo, al sector turístico; Salta ha marcado el rumbo en esta actividad que genera mucho desarrollo. Se ha trabajado en la promoción y destino aún en momentos adversos.
 
El gran desafío es entender a la Argentina con una lógica integrada, dejar el planteo de la economía central y las regionales como una economía de segunda, dando subsidios para que puedan sobrevivir.
 

Todos los derechos reservados