La ruta 51 significa para los salteños integración, desarrollo y crecimiento

Junto al administrador General de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, inauguramos hoy un tramo de más de 20 kilómetros de la ruta nacional 51, llegando hasta la localidad de San Antonio de los Cobres.
 
Hemos avanzado en la concreción de un anhelo de todos los salteños, porque esta ruta significa integración, desarrollo y crecimiento. Destacamos la importancia del trabajo articulado entre la Nación y la Provincia para la realización de esta obra, que sin duda, permite acercar a San Antonio de los Cobres y a cada uno de los habitantes de esta Puna.
 
Agradecemos la decisión política del presidente Mauricio Macri de culminar con los trabajos en este tramo, y de continuar avanzando en la pavimentación de los que faltan hasta llegar al Paso de Sico, que es el sueño que albergamos los salteños hace tantos años. Lograr la salida al Pacífico, además de integrarnos, significará un importante crecimiento para la provincia y el país.
 
Destacamos la presencia en el acto del exgobernador Hernán Cornejo, quien fue un incansable luchador por la integración y particularmente por el paso fronterizo de Sico. También pienso en todos los gobernadores que lo sucedieron y que si hay algo que nos unió a los salteños y en especial, a aquellos que tuvimos la responsabilidad de gobernar, es trabajar juntos detrás de la concreción de este sueño: la pavimentación completa de la ruta 51.
 
La obra que inició en el 2012, brindará mayores estándares de seguridad para los usuarios que hoy tenían que transitar por una vía con las características y problemáticas típicas de la zona, tal como los son las calaminas y los baches. Ahora circularán por una ruta totalmente asfaltada, y cuyo diseño logró reducir los cruces con las vías del ferrocarril y los tiempos de viaje.
 
La obra contribuirá al progreso económico de la zona de influencia, marcada por la actividad minera, además que permitirá una mejor comunicación entre las poblaciones, ya que solucionará los problemas de circulación que se originan con motivo de las lluvias y que provocan un alto costo de mantenimiento del camino actual.
 
Sobre esta ruta también se está trabajando a la altura de El Candado con el viaducto de hormigón posteado de 382.50 metros que atraviesa los cauces del Río Toro y su afluente, el Río El Candado; obra que contribuirá a solucionar uno de los sectores más trabados de esta vía de montaña, en donde se producen frecuentes derrumbes y en época estival los problemas que son generados por los ríos.

 

Todos los derechos reservados