Mi Proyecto. Mi amor por Salta

Hace muchos años, siendo un adolescente, abracé la política como herramienta de cambio, como camino a la igualdad, como terreno de lucha para lograr lo que es una obligación de políticos y no políticos: la equidad para todos los salteños. Esta fue, es y será mi principal misión. Entiendo que el mandato y la confianza que me dieron los salteños sólo serán honrados si mi tarea ayuda a cambiar para mejor la vida de nuestra gente.

 

Creo que una provincia no puede crecer si no crece su gente. Creo que una economía sana es aquella en la que el pueblo puede acceder al cuidado de su salud. Creo que la prioridad de la obra pública debe ser para aquellos salteños que, todavía, les falta lo más básico. Creo que es imposible hablar de futuro si no trabajamos en la educación hoy. Y que el presente requiere trabajo para todos.

 

Y en eso estamos, transformando, cambiando, integrando. Y lo hacemos sin soberbia, con pasión, con aciertos y errores. Con vocación real y la esperanza y las ganas intactas. La madre Teresa, esa mujer que a todos nos hizo mejores, decía: "Si no puedes correr, trota; si no puedes trotar, camina; si no puedes caminar, sigue con un bastón pero nunca te detengas”. Eso le pido a mi equipo. Eso te pido a vos.


Todos los derechos reservados