Entrega de certificados a estudiantes salteños Diciembre 2017

Muchísimas felicitaciones a cada uno de ustedes. Cuando felicito a los chicos, felicito a los chicos. Aparte de felicitar a los chicos quiero agradecer a todo el equipo de la comunidad educativa; docentes, directivos, titular del gremio que nos acompaña y a los padres, también son parte de la comunidad educativa. 

Todo el enorme esfuerzo que hacen los docentes, los directivos de cada una de las instituciones, docentes al fin para poder realmente crecer y crecer significa garantizar para cada uno de los chicos un mejor aprovechamiento de las oportunidades que tenemos en un sistema educativo inclusivo. 

Crecer es posible si tenemos esa voluntad de servicio, pero fundamentalmente necesitamos a los padres fortaleciendo este incentivo desde adentro de las casas.

El sistema educativo no es un depósito en donde se terceriza la formación de los chicos. Es el ámbito en el cual nosotros logramos construir ciudadanía y es cada uno de los chicos el verdadero protagonista que lo hace. 

Quiero, y nos parecía muy importante no solo este acto, quería estar acá porque frente al escepticismo tradicional, esa cosa de que estamos mal y la educación es un horror, yo quiero que nos veamos todos nosotros. Que los chicos que hoy por su esfuerzo, por sus ganas de innovar, de crecer, de ir para adelante realmente marcan el camino, el rumbo para donde tenemos que ir. 

Siempre digo, hasta obsesivamente, que tenemos que salir de esa lógica que tanto mal nos ha hecho de plantear la lógica de la contención de los jóvenes, de los adolescentes, hasta de los niños. Es antinatural, no tenemos que contener nada. Lo que tenemos, en el mejor de los casos, es canalizar en el mejor lugar posible esa explosión, esas ganas de crecer, de desarrollarnos, de romper, de innovar, esa disrupción que necesita nuestra sociedad. 

En la medida en que nosotros construyamos los caminos, entre todos podemos realmente construir que ese enorme desarrollo y explosión sea productiva y nos lleve al lugar que nos tiene que llevar.

Son el verdadero orgullo para sus padres. Aquellos que somos padres, sabemos que la mejor forma, la única realización sustantiva que hay en nuestra vida es ver a nuestros hijos crecer, verlos desarrollarse y ser mucho mejores que nosotros, porque esa es la ley de la vida y en eso trabajamos todos los días. Por eso, como uno más de la sociedad y como el gobernador de la provincia les quiero agradecer a los padres, a los directivos, a los docentes y felicitar a los chicos. Sigan adelante, no aflojen. Sepan que esta es una carrera de obstáculos. La vida es eso, los 365 días del año, todos los años que les quedan de acá, hasta que dejen este mundo. Así funciona esta vida, nos preparemos. Sepamos que lo podemos vivir con alegría, con mucha fe y fundamentalmente que podemos saber que todo depende de la enorme fortaleza de nuestro corazón. Es ahí en donde está todo, es ahí en donde sacamos la fuerza para ser grandes atletas, artistas, matemáticos, físicos, ahí es donde sacamos la fuerza para ser esencialmente las buenas personas que necesita nuestra sociedad.


Todos los derechos reservados