Última sesión ordinaria del Consejo Económico Social de Salta Diciembre 2017

Entra la situación de los contribuyentes provinciales. Repito, frente a políticas nacionales que establecen uniformidad de tributo en oda la Argentina. Es decir, nosotros no estamos impedidos de generar beneficios, bueno, lo vamos a hacer, justamente, a través de esa mayor recaudación para establecer el esquema neutro en términos de lo que significa esta situación.


Obviamente, genera una complejidad, genera todo un trabajo que vamos a tener que articular, pero, bueno, son situaciones producto de situaciones que ser generan más allá de la decisión de las autoridades provinciales, que la provincia debe adecuarse, digamos, en ese marco.


Entonces, ¿cuál es mi mirada respecto a lo que viene? Hasta ahora, no hemos tenido a nivel de políticas públicas nacionales una situación diferenciada que a nosotros nos permita dar mayor competitividad a sectores de menor desarrollo relativo productivo. O sea, en ninguna de estas reformas hay previsto un capítulo que diga, cómo hago para darle mayor competitividad al Norte Grande, a la Patagonia, a Cuyo, absolutamente ninguna. Pero en eso hay que hacer, plantear naturalmente, digamos, en esto debo ser brutalmente honesto, la uniformidad, entre comillas, y de equidad es entre regiones más desarrolladas y menos desarrolladas, lamentablemente en la Argentina tiene casi 150 años, desde nuestra propia constitucionalidad. Hay que corregirlo, hay que corregirlo. Tenemos que trabajar en eso.


En ese marco, estamos planteando y llegar a plantear en el ámbito del Congreso algunas discusiones. Particularmente, vinculadas a la vigencia del decreto 814, que plantea determinadas condiciones en términos de cargas patronales. O sea, ¿qué es lo que pasa?


Al eliminar determinadas situaciones y mejorar la condición de empleadores, es cierto, es un alivio para todos los empleadores de toda la Argentina. Pero en alguna medida nos estandariza a nosotros que teníamos una posición, vista desde Buenos Aires, de privilegio. Para nosotros era que generaba determinados marcos de equidad. Por eso, frente a toda esta complejidad, nosotros tendremos, entiendo yo, un año 2018, sobre todo el primer trimestre del 2018 de fuerte trabajo con cada una de las cámaras integrantes, de cada uno de los sectores de la economía salteña, de fuerte trabajo en términos de articulación de esos beneficios para generar neutralidad, en la reforma que se ha generado a nivel nacional.


Ese es el desafío, en las leyes tenemos las herramientas para lograrlo, así que somos optimistas de que podamos hacerlo en cada uno de los sectores. Naturalmente, repito, es cierto que esto no tiene que ver con el espíritu de la reforma nacional, sobre todo lo que significa ingreso de mercadería de extraña jurisdicción, por decirlo de alguna manera, nosotros los beneficios sí los vamos a trabajar sobre aquellos que invierten, trabajan y tributan en la provincia de Salta. En esto quiero ser totalmente franco, o sea, alguno podrá plantear que el espíritu, probablemente, es evitar que eso no suceda.


Está bien el espíritu, en una Argentina que a mí no me garantiza equidad, producto de que produjeran en provincia es mucho más caro que producir en otro lugar, yo tengo que establecer algunas compensaciones. Está bien, no lo puedo hacer vía excepción, vía diferente alícuota, porque a nivel nacional se establece otra política, correcto, somos parte de un país, tenemos que aceptar reglas de juego. Pero, deberemos de trabajar nosotros con otras alternativas, por eso yo apelo, y con algunos hemos ido hablando, en la idea general. Ahora tenemos que ir a la cuestión puntual, operativa de cada uno de los sectores, respecto de la incidencia en estas situaciones. En un contexto que quiero ser totalmente claro. La posición del Gobierno, respecto de mejorar la calidad de la inversión y el gasto público provincia, establecer unas reformas, no responden ni aparatos ideológicos, ni a acuerdos políticos, nada, responden a la lectura de la realidad.


Nosotros veníamos sosteniendo un nivel de crecimiento, venimos teniendo un crecimiento de gasto público que, lamentablemente, no vino acompañado de igual crecimiento de recursos. Ustedes saben que todas las provincias argentinas, salvo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene como principal componente de ingresos la coparticipación federal de impuestos. Lamentablemente, el nivel de crecimiento no ha venido acompañado de esa variable.


Vamos a trabajar muy fuerte, en términos de mejorar el perfil financiero de la provincia de Salta, estableciendo, como les decía, la Nación pude tener el lujo de establecer un camino de cinco años para reducir más del 7% del déficit fiscal, la provincia de Salta no lo puede hacer. Como no lo puede hacer ninguna provincia argentina, porque no tenemos herramientas de financiamiento de déficit, no hay, técnicamente no lo hay. Entonces, frente a esa situación, estamos parados en ese lugar. Esto es nada, pretende, de acuerdo al presupuesto que vamos a enviar el día de mañana.


El día de hoy está yendo para que se empiece a discutir en la Legislatura, en nada va a afectar ninguno de los servicios públicos, está previsto sostener todo eso, pero sí un reacomodamiento en la mejora de calidad de gasto, trabajando. Ustedes han visto, hemos bajado un 20% las estructuras de alta dirección, ministerios, secretarías., y queremos hacer lo mismo para abajo, garantizando un 100% de los trabajadores del Estado. Ahí no está la variable de ajuste, ni mucho menos, sí está en mejorar ese nivel de inversión.


Entonces, para nosotros tener parámetros como los que vamos a tener a través de la actualización del plan de desarrollo estratégico “Salta 2030” son de suma utilidad, porque, en definitiva, entendemos que las nuevas variables, las cuales estamos manejando no solo en esta cancha, algunas permiten acelerar alguno de los caminos diseñados para el plan de desarrollo estratégico y otro nos obligan a ralentizar las políticas. Esto inevitablemente es así. Para mí lo importante es que esto pueda plantearse en un marco de activa participación.


Ustedes están colaborando con lo que significa la nueva ley de gobierno abierto, esto, en realidad, lo que nosotros buscamos es que sea definitivamente una ley de Estado abierto, mucho más abierto que lo que significa la conducción en tarea de gobierno, sino el Estado en general. Por eso, nuestro desafío es seguir participando juntos en este equipo de trabajo, que, en alguna medida, lo que nos permita es ir encontrando mecanismos de, encontrando un recipiente en términos de continente, en términos de la creciente voluntad de participación ciudadana. Nosotros tratamos de encontrar en las distintas áreas de gobierno, por mayor nivel de participación posible.


Somos conscientes que no se logra un 100% porque hay muchos sectores cuya vocación de participación se mantiene en frecuencias diferentes a la capacidad del Estado de abrir esa participación, producto de lo que en la estructura organización institucional, lo que sea. Yo apelo a que este Consejo Económico Social, sea recipiente de esa participación. Por eso, vuelvo desde lo que les dije al inicio, agradeciendo, bueno, agradeciendo a cada uno de ustedes la participación, porque le restan tiempo a cada una de sus tareas y demás, no solo en la tarea de la participación en las organizaciones en las cuales efectivamente trabajan, sino también representando esas organizaciones en este Consejo Económico Social. Por eso, al lado del agradecimiento, la invitación a que nos acompañemos entre todos para ir acercando distintos sectores de la comunidad, en las complejidades y en las situaciones que se van dando día a día, particularmente, unas más y otras menos complejas de manera tal que podamos ir acercando posiciones.


No quiero monologar, pero bueno, hasta que no me apaguen el micrófono voy a seguir hablando. Julio me dijo que no los aburriera mucho, pero en términos de resumen súper exprés, esto es lo que yo les quería contar cómo estamos la situación de nosotros. Yo soy optimista respecto al futuro de Argentina, no al nivel de un optimismo que me permita pensar que, a partir del ejercicio del 2018, la Argentina empieza a resolver todos sus problemas. Me parece que se necesita una vuelta de tuerca en alguna política, lo decía recién, yo nunca he creído ni voy a creer en la teoría del derrame, por lógica de organización social. Me parece que hay en algunos estamentos en los cuales se trabaja con esa lógica y eso ralentiza muchísimo que, desde nuestras economías, que tienen un nivel de desarrollo relativo menor podamos crecer. 


Todos los derechos reservados