Acto en el que la Provincia fue distinguida como “Ciudad Mediadora” Septiembre 2017

Con todo el equipo del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia, con los distintos funcionarios del gobierno provincial, nos arrogamos la representación de todos los trabajadores del sistema que en definitiva con una profunda entrega, permiten que haya, lo decía Pamela recién, la distinción más importante, somos muy agradecidos por esta distinción, es la que recibimos todos los días. 

Hay 65 mil familias salteñas que se han visto beneficiadas por la posibilidad de resolver conflictos a través de procesos de mediación. Eso es apostar a una lógica de organización social diferente. Es entender que en la sociedad hay espacio todavía para que a través del diálogo podamos resolver los conflictos. 

Uno de los problemas de la modernidad, paradójicamente con tanta comunicación, con tanta conectividad, es que lamentablemente cada vez tenemos menos espacios de diálogo en los cuales podamos, a través del diálogo, resolver potenciales conflictos. 
Encontrar canales en el marco de una sociedad que ha ido mutando su sistema institucional a hacerlo cada vez más participativo, requiere de que desde el estado entendamos que debemos abrir canales en los cuales el ciudadano sea protagonista hasta de resolver sus propios problemas. 

En definitiva, corrernos del lugar en donde desde nuestra posición de poder somos los que tenemos la única posibilidad de impartir justicia, es no entender que el ciudadano tiene niveles de comprensión mucho más elevados del que nosotros, a veces, entendemos que puede tener. Por eso, apelar al mecanismo de mediación previo es, primero, una herramienta formidable para permitir que el trabajo de nuestros jueces y todos los operadores del sistema de justicia de la provincia pueda ser mucho más eficiente porque claramente se descarga de una manera notable su trabajo, pero por otro lado también es entender y empoderar al ciudadano respecto de cuáles son, no solo las facultades formales que tiene, si no en términos de la vida práctica las posibilidades reales que tiene de vivir un poco mejor. 

A través de estos centros de mediación hemos podido lograr que los niveles de conflictividad en muchísimas comunidades de nuestra provincia bajen de una manera notable. Es sabido que cuando los actores de un conflicto son los que arriban, a través de la mediación a un acuerdo, tiene muchísimo más solidez en términos de organización social que cuando se imparte justicia a través de un tercero, es una cuestión casi de sentido común. Eso a permitido acercarnos un poco más. 

Lo que nosotros queremos en Salta es estar cada vez más cerca y este es un mecanismo que nos permite, por eso de nuevo agradezco la distinción y en definitiva es solamente entender lo que hoy nos está pidiendo la gente. Muchas gracias.

Todos los derechos reservados